La H no Murió en Flores

Escrito por el marzo 2, 2024

El pasado sábado 24 de febrero, asistimos una vez mas a otra fiesta de lo mejor del metal nacional de la mano de La H No Murio. Luego de tocar ante un estadio Obras colmado, hacia mediados de Diciembre del año pasado, la agrupación volvió a territorio porteño para hacer 2 funciones completamente sold out en el ya mítico Teatro Flores.

Recordemos que la banda, formada íntegramente por miembros de Malón, nos traslada en el tiempo, bajo el Nombre de “La H No Murio”, para traernos un repertorio conformado completamente por temas de Hermética, rindiéndole así, tributo a la agrupación más grande y emblemática que haya tenido el heavy metal en nuestro país. De esta forma, Claudio O´connor en voces y el gran Tano Romano en guitarras, integrantes originales de la banda, acompañados por Carlos cuadrado en bajo y Javier Rubio en batería, deleitaron a los más nostálgicos de aquella era, y también a las nuevas generaciones, con clásicos de la discografía de la banda. “Hermética” “Acido Argentino” y “Victimas del vaciamiento” , obras cumbres editadas a hacia fines de los 80 y década de los 90, y que continúan vigentes al día de hoy.

Aprovechando la hermosa tarde de sábado, que al fin, luego de varias semanas de intenso calor, nos dio un poco de respiro, y con un clima ideal para vivir una fiesta de este tipo, arribamos a la zona de flores, temprano, alrededor de las 19 horas, para, como reza el aquel clásico inolvidable de Hermética, compartir unas “Cervezas en la esquina” con viejos amigos del palo y recordar algunas anécdotas de pasadas vivencias de recitaleras. Mientras, las calles se iban poblando de remeras negras, el clima en la zona era como siempre, calmo y a la vez festivo, y es que como es costumbre en los shows de la H, hay una especie de “ritual pre show”, que invade el ambiente con cierta mística que se respira en el aire. Ya una vez adentro del Teatro, todo era una fiesta, y no cabía un alma más. Rápidamente nos apostamos en nuestro lugar, y prácticamente de inmediato y sin darnos cuenta, se apagarían las luces, se abriría el telón del escenario, y puntual, a las 21:30 comenzaba sonar a modo de intro, aquel pasaje instrumental conocido como “Tano Solo”, mientras en la pantalla gigante de fondo, se proyectaban viejas fotografías de la banda, y flyers de míticos conciertos dados durante la década del 90, para así ponernos a tono con lo que vendría…un verdadero viaje en el tiempo a la era dorada del Heavy metal en nuestro país. “Atravesando todo limite”, sería la elegida para dar comienzo al show, y hacer explotar a todas las almas que colmaron flores, y de seguro a más de uno habrá derramado una lagrima con uno de los tantos himnos de Hermética, que quizás nunca nos cansemos de escuchar.  Seguirían “Masa Anestesiada” y “Vientos De poder”, y a esa altura el publico ya estaba desbordado de pasión y la entrega era total, las gargantas estaban a pleno cantando cada uno de los versos de aquellas canciones que, sin lugar a dudas, todos llevamos dentro.

“Desde el Oeste”, “Victimas del vaciamiento”, “La revancha de América” y “Cráneo candente”, fueron algunos de los clásicos inoxidables que sonaron en la primera mitad del show, y podemos decir con total seguridad, que estamos ante una de las bandas más afiladas y profesionales de la escena local, y que ostenta en vivo uno de los sonidos mas impecables y a la vez demoledores que podamos llegar disfrutar. Sin altibajos, ni contratiempos, todo absolutamente medido a la perfección. El Tano romano, un talento indiscutido de la viola dentro del metal nacional, siempre desborda de magia, y quizás un poco de ella, recaiga en esa mítica guitarra Ibanez Blazer, que empuña durante todo el show y que lo acompaña hace más de 35 años y que con ella, probablemente haya tocado en incontables conciertos con Hermética. Con cierto misticismo sobre el escenario, nos trae de nuevo el sonido más puro de lo que solía ser la banda.  O´connor, que en cada presentación suya que tengo la suerte de ver, puedo afirmar que está cada vez más en mejor forma, y lejos quedaron atrás aquellas presentaciones que tanto criticábamos alguna vez, en los primeros shows luego de la vuelta de Malón, hace ya varios años, en las que no le hacía justicia a los temas con su voz, que parecía deteriorarse cada vez más. Hoy quizás el paso del tiempo se note, pero verdaderamente nos alegra verlo y escucharlo sonar tan bien.

Hacia la ultima mitad del set, ya promediando el show, sonarían “Del camionero”, “Sepulcro Civil”, “Del colimba”, y “Robo a un auto”, y seguramente a cualquiera que este leyendo esto, se le erice la piel, y es que cada tema del set es un himno del metal nacional en sí mismo.

Momento muy breve pero que no pasó desapercibido y seguramente lleno de alegría los corazones de todos los presentes, se vivió durante uno de los clásicos canticos tribuneros del público, y es que de la nada la gente empezaría a corear  aquella canción que solía escucharse siempre en los show del recordado Ricardo Iorio, “Ole le, Ola la, Iorio es lo más grande del Heavy nacional”, “Sin dudas!” afirmaría O´connor, y es que con esas pequeñas palabras cerrarían un capítulo más de 25 años después, de rivalidades y peleas cuasi triviales y hasta inventadas vaya uno a saber por quienes, con su antiguo y ya fallecido compañero de banda en Hermética. Es que, a pesar de sus diferencias, es innegable el camino que recorrieron juntos de tantos años en el metal.

Infaltables en set, “Olvídalo y volverá por más”, “Vida impersonal”, “Predicción” y “Otro día para ser”, para recorrer de punta a punta la discografía de la H con todos sus matices característicos. El momento de respiro llegaría de la mano de Javier Rubio, deleitándonos como suele hacerlo, con un solo de batería que saca a relucir todos sus dotes en lo que a metal se refiere, y que sirve como bisagra para adentrarnos ya, en la ultima parte del set. “Gil Trabajador” con una pequeña dedicatoria al presidente de turno, ”Cuando duerme la Ciudad” “Evitando el ablande”, “Soy de la esquina” y un cierre épico, y lo más alto con 2 bises infaltables “Ayer deseo hoy realidad” y la más victoreada de la noche “Tu eres su seguridad” , que termino desgarrando las gargantas de todos los presentes con sus estrofas, para culminar un show increíble, y dejar al publico mas que conforme.

Y es que de eso se trata este tributo, homenaje, o como quieran llamarlo, de llevarle el mensaje y todo lo que represento la banda en su momento de gloria, no solo publico nostálgico, si no también a las nuevas generaciones, hijos y tal vez nietos de aquellos contemporáneos la gloriosa H, y también a los que no pudimos verlos en vivo, quizás por no haber nacido un par de años antes… Para todos nosotros, es bueno saber que el legado de la banda más grande y emblemática del metal nacional, sigue más vivo que nunca.

Agradecemos a Nadya Cabrera y AVproducciones Argentina por creer en nuestro trabajo.

Crónica y PH: Leandro Barrera.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista



  • https://server.laradio.online/proxy/metalargentumradio?mp=/stream
  • https://server.laradio.online/proxy/metalargentumradio?mp=/stream
  • Metalargentumradio
  • https://server.laradio.online/proxy/metalargentumradio?mp=/stream
  • https://server.laradio.online/proxy/metalargentumradio?mp=/stream
  • Metalargentumradio

  • https://server.laradio.online/proxy/metalargentumradio?mp=/stream