Steve Vai en el Luna Park

Leer mas

 


por Mariano Martin Metal 2.0

Parece un chiste pero el show del Luna Park fue la última función de la presentación oficial de “Passion and warfare”, que se editó hace 25 años. El propio Steve Vai contó los motivos en una nota de Rolling Stone: “Cuando salió ese disco, yo estaba de gira con Whitesnake, y cuando terminó el tour, mi esposa estaba por tener un hijo, así que nunca lo presentamos en vivo”.

Las luces se apagaron puntualmente a las 21, y se encendieron dos horas y veinte minutos después. En el medio hubo cuatro temas de “calentamiento”, el disco tocado por completo, invitados, y tres canciones más, a modo de dos bieses.

Desde el inicio quedó en claro que la pantalla gigante iba a jugar un papel importante. Noventa segundos de la película “Encrucijada”, con el dialogo entre el Diablo y Willie Brown, la intervención de Ralph Macchio y la invitación al duelo de guitarristas; para empezar el show, coordinación perfecta entre la imagen y el riff de Bad Horsie: el Vai de la película y el del escenario, nota a nota. Ya sin la proyección, tocaron el tema completo y le siguieron The crying machine, Gravity storm y Whispering a prayer.

Luego Vai anunció que comenzarían a tocar “Passion and warfare” y que su ídolo Brian May iba a presentarlos. En la pantalla se proyectó la bienvenida que el guitarrista de Queen le hizo en Sevilla ´92 y, otra vez perfectamente sincronizado con el video, arrancaron Liberty. Apenas algunas notas después Vai paró el concierto: se había olvidado de cambiar la guitarra, que estaba completamente desafinada por los constantes palancazos de las canciones anteriores (así lo mostró con un gesto). Se lo tomó con humor y dijo que lo bueno era que otra vez Brian May lo iba a llamar “the master”.

El disco siguió su orden y en Answers apareció el primer invitado: desde la pantalla Joe Satriani felicitó por los 25 años de “Passion…”, dialogaron (gran actuación de ambos simulando la conversación en vivo) y alternaron las partes del solo, donde a cada intervención Satriani cambiaba de look gracias a la edición de video, sin cortes y con fusiones.

Otro de los momentos que nos llevó a aquellos años del disco fue el video de For the love of God, donde la banda también se coordinó perfectamente con la proyección.

El siguiente invitado fue John Petrucci, quien en medio de The audiencie is listening interrumpió desde la pantalla, felicitó también y le pidió una zapada. Por supuesto que Vai accedió y, en otra impecable sincronización, se repartieron partes.

Después de completar “Passion…” llegó el tiempo de los bises, donde el video acompañó el cover de Frank Zappa Stevie´s Spanking (con la imagen del joven Vai junto a la banda de Zappa). Le siguieron Racing the world y el final con Fire garden suite IV – Taurus Bulba.

La noche terminó con Vai agradeciendo casi al borde de las lágrimas. El show no fue sólo videos, palancazos, una gran banda, humor, carisma, etc. Hubo muchos más que no vio pero que percibió, y en eso está el poder de un artista: en transmitir no sólo con la música sino también con las acciones y los gestos. Los más fanáticos lagrimearon y lo que no lo somos tanto, también.

 

 

Todas las fotos pueden verlas en el siguiente Link