Beaten To Death, la creatividad llegó al grindcore.

Escrito por el enero 19, 2021

No importa, parte uno: me mudé a Mastbos’ es el título extraño, traducido del holandés al español, del primero de la serie de cuatro Eps, lanzada a fines de 2020 por Beaten to Death, una banda de grindcore melódica de Noruega.

A pesar de toda la complejidad que envuelve el nombre de los discos y la conexión entre los materiales, se trata de una formación contemporánea de música pesada que se opone a las biografías extensas y no pocas veces masivas, y que exige atención a la sonoridad, abrumadora, llena de blastbeats, riffs e incluso melodías.

Cada EP se refiere a un bosque y Mastbos es uno de ellos, ubicado en el sur de la ciudad holandesa de Breda. Según la banda, el concepto «lleva al oyente a los paisajes etéreos construidos por la musicalidad de Beaten to Death«. No esperes nada menos que una masa sonora agresiva, ruidosa y feroz.

Laat maar, deel een: ik verhuis naar Mastbos, el título original, se lanzó originalmente en noviembre de 2020, pero se grabó entre el 26 y el 30 de diciembre de 2019, a excepción de las voces, grabado entre enero y marzo del año pasado.

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual
Title

Ultimas canciones
Cargando ...